jueves, febrero 26, 2009

Las Aventuras de Spirou y Fantasio (1)

Las Aventuras de Spirou y Fantasio: Fournier (1)
El fabricante de oro
Glucosa para Noemí
La Abadía Encantada
Les Aventures de Spirou et Fantasio
Le Faisier d'or
Du Glucose pour Noemi
L'Abaye truquèe
Jean Claude Fournier
Planeta 2.009 (Dupuis 1.970-1.971-1.972)
Trad Olga Martín
186 pags

Planeta, tras el volumen de Las Aventuras de Spirou y Fantasio de Morvan y Munuera, comienza las aventuras mas clásicas con el material de la época de Fournier, a comienzos de los años 70, tras el abandono del maestro Franquin de la colección. Probablemente, la causa de no publicar la época Franquin es por haberlo hecho en blanco y negro, flaco favor le han hecho al maestro.
Si algo ha caracterizado a Spirou y Fantasio, es un aire ligeramente mas adulto que el de el resto de personajes de Dupuis, de hecho, ya en la época Franquin, fuman, dicen algún taco, salen con mujeres (al menos no les hacen ascos), leen el periodico, consucen buenos coches, etc, en definitiva, se comportan de un modo un poco mas adulto, sin olvidar el tipo de público al que está destinado (para toda la familia). En Fournier, todo se hace menos inteligente, perdiendose gran parte de lo que hizo engrandecerse a la serie (presente sin embargo en las Morvan-Munuera), convirtiendose en una sucesión de gags, cada vez mas patosos y menos afortunados. Los personajes se diluyen, quedando cada vez mas lo anecdótico, y perdiendose gran parte de lo que había engrandecido ésa serie.
Desgraciadamente, en la contraportada del album, tienen el descaro de poner que: "Empieza una de las etapas más míticas de la serie Spirou y Fantasio, realizada por Jean Claude Fournier, el sustituto oficial de Franquin, que supo coger el sentido de la aventura, el ritmo y el humor del gran maestro y reescribirlo en una serie de álbums destinados a convertirse en grandes clásicos del tebeo francobelga".
Yo pienso que lo "mitico" será por lo añejo, porque yo me quedo incluso antes con Tome y Janri que con Fournier, que aunque no es mal artesano, desgraciadamente, no coge el sentido de la Aventura con mayúsculas del Maestro (¡¡ay
, ese "han robado el marsupilami"!! o ese "El prisionero de los 7 budas", inolvidables desde que los leí de niño, y la satisfacción que me produjo cuando los editó Grijalbo...). En definitiva, lo que nos presenta Planeta, es una etapa menor, vendiendola como obra maestra.
En definitiva, entretenida, pero no mas, si la lees sin pensar en Franquin, ni en el marsupilami, tiene un pase, si no, para llorar.

9 comentarios:

ulofotos dijo...

hola
hay como descargar los libros y comics?
uloacosta@gmail.com

Blueberry dijo...

Esto no es un sitio de descargas de comics. Yo los compro, lo siento.
Si lo que buscas es descargar prueba en CRG y similares.

ulofotos dijo...

CRG?
es la primera vez que leo esas siglas
qué significan?
desde Ecuador
ulises

maginelmago dijo...

No creo que Fournier sea lo peor que le haya pasado a Spirou, ni aún pensando en lo excelente que podría ser Franquin.

Blueberry dijo...

No es lo peor...quizás. Lo que sí es cierto, es que, con relación a Franquin, Fournier es muy inferior, y el tratamiento que le dá a los personajes es muy infantil. El tratamiento de Fournier de estos primeros albumes se me hace muy grotesco.

Andrea Renzi dijo...

Coincido al mil por mil. Durante más de dos décadas, Franquin construyó y maduró cuidadosamente a los protagonistas y a toda una legión de personajes secundarios. Incluso los personajes circunstanciales eran el fruto de una cuidadosa elaboración. Además, la inteligencia de sus argumentos (y la maestría de sus dibujos, ¡ay!) siguen siendo inasibles para cualquiera de sus seguidores, por buenos que sean. En cuanto a Fournier, hace gala de una falta de calidad insultante. Veinte años siguiendo al maestro, ¡y no aprendió absolutamente nada!

Enrique Jaramillo dijo...

Un comentario que se podria titular "Defensa de Fournier", pero no es tal.
Solo quiero decir que su estilo no me parece tan nefasto, el problema es que el listón luego de la partida de Franquin quedó demasiado alto.
Los albumes inciales muestran un dibujo muy tosco, pero a medida que avanza la decada mejora un poco, aunque nounca puede quitarse el lastre infantil que parece imprimir todas las aventuras, sin embargo es loable, a pesar de su talento inferior, su intencion de tocar temas considerados tabú por algunos sectores, como la amenaza nuclear, las dictaduras tercermundistas financiadas por USA, el narcotrafico, etc.

Por debajo de Fournier, por su estilo impersonal, y por lo plano de sus argumentos me parecieron Nic y Cauvin, pero claro, les tocó dificil pues por alguna razon (si ustedes se percataron), no se les permitio usar ningun secundario en sus aventuras.

Me parece que el nivel de Spirou tiene una saludable recuperacion con los menospreciados (y a veces difamados por los puristas) Tome y Janry, que logran hacer que Spirou siga siendo Spirou sin sacrificar su propio estilo, a veces un poco alejado del maestro Franquin, pero dotandolo de una personalidad casi tan atractiva como la de las mejores epocas del maestro. Su problema: pecaron de demasiado arriesgados en su ultimo album.

Eso es todo lo que queria comentar, espero replicas.
Un saludo y gracias.
Excelente Blog, lo visitare mas a menudo.

Blueberry dijo...

Naturalmente tienes razón, el listón de partida es muy alto. En el primer episodio, la presencia del marsupilami es muy marginal. Yo creo que las temáticas que aborda Fournier, no son muy adecuadas para la serie: La Abadía Trucada es un truño auténtico, de lo peorcito de todo el conjuto de albumes. Luego mejora, pero a años luz (en mi modesto parecer) de Tome y Janry, y desde luego de Morvan y Munuera, porque no reniegan del pasado de la serie (Zorglub) e intentan conceptos nuevos y dar cierta continuidad.

iván dijo...

En mi opinión, gráficamente Tomé y Janry crean el mejor Spirou. Llámenme raro, pero es lo que pienso. A Fournier no lo había leído, pero, siendo como es l abadía truñada un truño, pienso que glucosa para Noemí es bastante salvable.
Morvan y Munuera, desiguales y en ocasiones pretenciosos. Y Bravo, desde luego, de lo mejorcito que he leído últimamente.