domingo, enero 30, 2011

La viñeta Floc'h y Rivière

A principios de los años 80, nació una revista que me apasionó desde su primer número, presentaba una serie de historias españolas y francobelgas, estpendamente seleccionadas. La revista se llamaba Cairo, el Neotebeo, y su director, Joan Navarro, hizo una estupenda labor, mientras lo dejaron.
Dentro de las historias que arrancaban en el primer número de Cairo, figuraba una historia, en color, en formato por entregas, se llamaba Dossier Harding, y trataba de las aventuras de sir Francis Albany y Olivia Sturgess. Dos personajes secundarios en una inquietante historia con un estilo de dibujo con un detalle digno del mismo Herge, y un guión verdaderamente sorprendente, una mezcla de historia de Agatha Christie y de Gignol sangriento (con todo lo esperpéntico que puede parecer), una historia en la que nada es lo que parece, excepto quizás la pareja protagonista.
De todo el album, tiene muchos momentos gráficos memorables, pues es ya un clásico, pero mi favorito es el partido de tenis entre sir Francis y Olivia, cuando ella se está derrumbando. Es una secuencia que me encanta, y dice mucho de la misteriosa relación que tiene la pareja protagonista.
Aprovecho para revindicar una nueva edición completa en nuestro idioma de la "Trilogia inglesa" de Albany-Sturges y el Blitz, que permanece inédito. Y es lectura obligada para cualquier amante de la línea clara.

3 comentarios:

Justo dijo...

Recuerdo Cairo, aunque nunca la llegué a comprar.

Esta historia de la que nos hablas tiene una pinta estupenda.. nos has dejado con la miel en los labios. ¿Está editado el álbum?

MhBeyle dijo...

El relato que se cuenta en la trilogía es magnífico, fruto del buen hacer de Jean-Claude Floc'h, un autor excepcional.

También queda por traducir el anexo que salió en 2005 con la biografía de Olivia Sturgess, un complemento ideal para rematar la saga.

Saludos.

jose luis harmonies dijo...

Me sumo a la reivindicación de la publicación en España de estas dos trilogías. Aunque hace poco he leido que el primero de Biltz salió editado por Unicorn, puede que fuera en catalán